Feníe Energía se consolida como la primera comercializadora independiente del país

  • Feníe Energía suma 35.000 nuevos contratos y alcanza la cifra récord de 440.000 clientes consolidando su posición de liderazgo.
  • La Junta General de Accionistas aprueba un reparto de dividendos de 3,2 millones entre sus más de 3.000 accionistas.

Feníe Energía cerró 2020, un año más, como la mayor comercializadora independiente del mercado energético en España. La compañía ha sumado 35.000 nuevos clientes, consiguiendo una cartera de 440.000, que la sitúan como la compañía del mercado libre con mayor número de clientes de nuestro país, según ha informado el Consejo de Administración y la dirección de Feníe Energía durante la celebración de su Junta General de Accionistas.

En un año complicado por las circunstancias impuestas por la pandemia, la compañía de los instaladores ha conseguido cerrar sus cuentas con unos resultados netos de 7,3 millones de euros. Esto se debe, según la propia directora general de la compañía, Paula Román, a “la capacidad de su red de Agentes Energéticos y empleados para asumir los retos que nos impuso la pandemia en un tiempo récord” así como “al proceso de transformación y digitalización que hemos emprendido en la compañía”.

Con estas cifras en la mano, la Junta General de Accionistas ha aprobado la distribución de dividendos por valor de 3,2 millones de euros, que equivale a 125€ brutos por acción, que se distribuirán entre sus más de 3.000 accionistas, la mayoría empresas instaladoras.

“Somos un modelo de éxito en el sector, con una estrategia diferencial, un sector que está viviendo momentos de vaivenes y cambios de control, pero esta compañía es la compañía de los instaladores, dueña de su destino y con el poder y energía suficiente para liderar nuestros sueños” manifestaba Jaume Fornés, presidente de la compañía, a los accionistas.

El objetivo para los próximos años es seguir creciendo para mantener su posición de liderazgo en el mercado, tal y como se refleja el Plan Estratégico 2021-2023 que presentó la comercializadora a principios de año. En el mismo además se propone continuar avanzando por la senda de la transición energética como pilar fundamental de su modelo: “no lo hacemos únicamente porque estemos seguros de que es el futuro del modelo de negocio del sector, sino porque, además, como comercializadora líder del mercado libre de nuestro país, creemos que es nuestra responsabilidad ser protagonistas del cambio hacia un modelo energético más limpio, justo y sostenible”, ha asegurado Fornés.

En el camino hacia ese modelo, Feníe Energía ha establecido diferentes alianzas estratégicas con el objetivo de ser cada vez más competitivos. Como ejemplo, desde la compañía destacan su alianza con empresas punteras a nivel mundial como Google o Accenture para acometer el proceso de digitalización de la compañía y con los principales fabricantes de vehículos eléctricos para la infraestructura de los puntos de recarga de vehículo eléctrico.

En la Junta, que se ha celebrado de manera 100% telemática, ha intervenido el Consejo de Administración en pleno, para exponer las líneas de trabajo estratégicas para la compañía en temas tan esenciales como auditoría interna, la implantación de nuevas políticas corporativas, la cohesión de sus órganos de gobierno, el fortalecimiento de las alianzas con la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España y las asociaciones regionales que la componen, y el alma de la Compañía, su Fundación.

El reto frente a lA COVID

En marzo de 2020, Feníe Energía activó un plan de contingencia para su red Agentes y su cartera de clientes, que ayudase a mitigar las consecuencias negativas del confinamiento y el cese de la actividad. De esta manera, y adelantándose a las medidas adoptadas por el Gobierno, la compañía de los instaladores suspendió los cortes de suministro por impago, aplicó la gratuidad en el cambio de potencia contratada y prorrogó el pago de facturas de clientes en situación de vulnerabilidad, entre otras medidas. “Este año hemos tenido que demostrar que somos una compañía humana”, explicaba Jaume Fornés.

Esa parte, más humana, se ha visto reflejada en el rostro del presidente al referirse a los Agentes que han fallecido este año víctimas de la pandemia, y a los que, con nombres y apellidos, ha querido recordar en su discurso, y al presidente de la Fundación y expresidente de la Compañía, Sergio Pomar.

Feníe Energía que, pese a las circunstancias de la pandemia, ha crecido en su plantilla, consiguió implantar el teletrabajo para el 100% de sus empleados en tan solo una semana. Una medida que le ha permitido “estar al pie del cañón para atender todas las necesidades de nuestros clientes y de nuestros Agentes Energéticos en momentos de verdadera incertidumbre”, ha relatado presidente de Feníe Energía.

Hacia un modelo más justo: la despoblación como palanca de responsabilidad social corporativa
Feníe Energía ha puesto la despoblación como una de sus palancas de despliegue de su política de responsabilidad social corporativa. A través de una alianza con Cadena SER, Feníe Energía impulsa los foros de ‘La España Vaciada’, con el fin de aprovechar las oportunidades que ofrece la transición energética para el desarrollo económico de las regiones que sufren las consecuencias de la despoblación.

En este sentido Feníe Energía “lleva desde su nacimiento el impulso de las economías locales en su ADN”, explica Paula Román, “nuestra red de Agentes Energéticos, la mayor de todo el país se compone de cientos de pequeñas y medianas empresas que desarrollan su labor en estos territorios, impulsan su economía, crean empleo y contribuyen a garantizar los servicios para el establecimiento de otras empresas”.

Posts Relacionados