El Gobierno aprueba el plan técnico de la TDT, clave para el desarrollo de las redes 5G

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el Real Decreto por el que se liberará la banda de 700 MHz del espectro radioeléctrico que actualmente ocupa la Televisión Digital Terrestre para dejar espacio a la tecnología 5G. De este modo, el proceso del Segundo Dividendo Digital, podrá estar concluido antes del 30 de junio de 2020, para cumplir con el calendario establecido por la Unión Europea. Además, el Ejecutivo aprobó un segundo Real Decreto para regular la concesión directa de subvenciones destinadas a compensar los costes derivados de la adaptación de los sistemas colectivos de recepción de los servicios de comunicación audiovisual.

El Segundo Dividendo Digital es un proceso clave para permitir el despliegue de redes 5G, mediante la liberación de la banda de 694-790 MHz del espectro radioeléctrico. Se trata de un proyecto de ámbito europeo regulado por el Parlamento y el Consejo Europeos. El Gobierno convocará una licitación pública para asignar esa banda a los operadores de forma que la misma pueda estar disponible para ofrecer servicios de 5G antes del 30 de junio de 2020.

El nuevo Plan Técnico Nacional de la TDT aprobado en el Consejo de Ministros identifica los canales radioeléctricos utilizados actualmente por la televisión y los sustituye por unos nuevos canales radioeléctricos en una banda inferior (470-694 MHz). En todo caso, la actual oferta de canales de Televisión Digital Terrestre se mantiene sin cambios. Cada múltiple digital, cualquiera que sea su ámbito de cobertura, tendrá capacidad para integrar hasta cuatro canales de televisión en alta definición. Además, el nuevo Real Decreto establece también el procedimiento técnico para proceder al citado trasvase de canales, así como las condiciones para su continuidad, e incluye las especificaciones técnicas de las emisiones de televisión digital terrestre en alta definición y ultra alta definición.

Asimismo, se establece una fecha límite -1 de enero de 2023- en la que todos los canales de televisión deberán evolucionar a alta definición y se contempla la adaptación tecnológica de los aparatos receptores de Televisión Digital Terrestre. Transcurrido el plazo de nueve meses desde la entrada en vigor del real decreto, se establece la obligación para todos los aparatos que se pongan en el mercado español de incluir la capacidad de recibir emisiones con la tecnología de transmisión de señales DVB-T2, además de las emisiones en alta definición.

Para ayudar a sufragar este proceso de adaptación se ha aprobado también el real decreto de ayudas junto al Plan Técnico de la TDT, que regula la concesión directa de subvenciones por valor de 150 millones de euros para las comunidades de propietarios. Las cuantías oscilan entre 104,3 € y 677,95 €, en función de la infraestructura previamente instalada.

Fuente: http://bit.ly/2xaXxd1

Posts Relacionados